• Gira tus Finanzas

Bancos darán más tiempo a sus clientes de crédito para que soliciten prórrogas de pago

Las personas que algún tipo de crédito en una institución bancaria tienen ahora hasta el 31 de julio para solicitar diferimiento en pago de los productos que tienen contratados.


México, junio 2020.-Las instituciones bancarias darán más tiempo a sus clientes para que soliciten prórrogas para pagar los créditos que tienen que contratados.


Fue a finales de marzo cuando los bancos anunciaron que sus acreditados podrían solicitar el diferimiento de pagos de créditos hasta por cuatro meses. Esto como medida de apoyo para quienes enfrentaran complicaciones económicas derivadas de la cuarentena por el Coronavirus.


Para adherirse a estos beneficios tenían hasta el 26 de junio, sin embargo el plazo ya se amplió y los acreditados que lo requieran tienen hasta el 31 de junio para pedir este apoyo.


A través de un comunicado de prensa, la Secretaría de Hacienda, anunció que el plazo establecido de 120 días naturales para recibir y atender solicitudes de reestructura de créditos venció el pasado 26 de junio, pero que bajo las condiciones actuales de la contingencia, la CNBV decidió ampliar hasta el 31 de julio la vigencia.


La extensión del plazo de instrumentación de las reestructuras hasta finales de julio permitirá a las instituciones financieras terminar de analizar, y en su caso aprobar las solicitudes pendientes.


Asimismo, podrán acogerse a estas facilidades aquellas operaciones de crédito autorizadas en marzo que posteriormente se vieron impactadas por los efectos negativos de la contingencia.


Al cierre de mayo de 2020, el saldo de los créditos reestructurados por los bancos comerciales al amparo de los CCE emitidos por la CNBV, ascendió a 916 mil 094 millones de pesos, lo que ha beneficiado a más de 7 millones de personas y empresas a lo largo de todo el país.


Las empresas que más se han beneficiado son aquellas afectadas significativamente por las restricciones a la movilidad, como son: las de alojamiento temporal, construcción, esparcimiento y educación, lo cual, permitirá aminorar los efectos negativos en esas actividades económicas.


Lo anterior se suma al respaldo otorgado a los créditos hipotecarios y personales del sector de los trabajadores formales del país, que vieron afectados sus ingresos como consecuencia de la contingencia sanitaria.   


Las entidades financieras del sector de finanzas populares, representado por las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAPS), las Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS) y las Uniones de Crédito, cuyo objeto es fomentar el crédito y el ahorro entre las familias y pequeños negocios de las zonas urbanas, rurales e indígenas más desprotegidas del país, reestructuraron 23 mil 450 mdp, en beneficio de más de medio millón de acreditados.


En términos de monto, los créditos reestructurados por la banca múltiple alcanzaron 16.9% de la cartera total.


Por tipo de producto, los montos reestructurados en el caso de los bancos comerciales se distribuyeron de la siguiente manera: 310 mil 465 millones de pesos hipotecarios (33.9%), 216 mil 674 millones de pesos corporativos (23.7%), 134 mil 230 millones de pesos Pymes (14.7 %).


En tarjetas de crédito se reestructuraron 94 mil 270 millones de pesos; 64 mil 158 millones de pesos créditos personales (7.0%), 57 mil 717 mdp nómina (6.3%) y 38 mil 580 millones de pesos automotriz (4.2%).                                  

0 vistas