• Gira tus Finanzas

Deshazte de los gastos hormiga, te decimos cómo


Aguas, la cuarentena por la pandemia ocasionada por el nuevo coronavirus que causa COVID-19 te puede estar ocasionando gastos hormiga que pueden significar una cantidad considerable.

Los gastos hormiga afectan la economía. Imagen: Freepik.es.

Los gastos hormiga son esos pequeños consumos diarios que se realizan casi inadvertidamente y que al final del día parecen que no afectan en nada las finanzas. Sin embargo, estos tienen una gran repercusión en la economía.

Para deshacernos de ellos, uno tiene que considerar ordenar sus finanzas y ajustar sus hábitos de consumo para adquirir lo necesario y poder destinar una parte de los ingresos al ahorro. Aquí te presentamos algunos tips para evitarlos:


Analiza tus ingresos y cómo los distribuyes

Antes de poner manos a la obra, primero debes sentarte a analizar cómo estás distribuyendo tus ingresos. Anota la cantidad que recibes al mes o a la quincena y cada uno de los gastos que estás teniendo. Comienza desglosando los pagos más fuertes ―alquiler o hipoteca, por ejemplo― y continúa de manera descendente de acuerdo con las cantidades.

Recuerda que debes hacerlo de forma minuciosa, pues los gastos hormiga son pequeñísimas fugas de capital. Así que no olvides anotar desde los pagos de compras digitales, hasta algún dulce que se te antojó en la caja del supermercado.


Prioriza tus gastos y arma un plan

Cuando hayas terminado de hacer tu lista, revísala detenida y objetivamente. Localiza pagos que son un compromiso periódico: servicios, alquiler, tarjeta de crédito y demás, estos son tu principal prioridad dentro de tu presupuesto.

Continúa con los gastos menores y aquellos que no consideras imprescindibles. Por ejemplo, analiza tus tickets de compra del supermercado. ¿Hay productos que no son necesarios, pero que compras por impulso? ¿Existe alguno de precio elevado que puede ser sustituido por una versión más económica? En estos productos podrías ahorrar si los sustituyes o los evitas.

Igualmente, define un presupuesto semanal, quincenal o mensual y apégate a él. Si de repente se te antoja comprar algo extra, considera dentro de este presupuesto una cantidad fija. De esta manera, no te estarás limitando totalmente y podrás usar esta cifra en una sola compra o ahorrarla para hacer una adquisición de mayor costo en el siguiente periodo.


No caigas en tentaciones

Es muy probable que, navegando en las redes sociales para evitar el aburrimiento, encuentres anuncios de productos. Antes de dar clic en el botón de comprar, pregúntate lo siguiente: ¿Es indispensable para mi casa o mi vida? ¿Cuál es su tiempo de vida útil? ¿Esta compra hace que me salga de mi presupuesto? Con esto podrás definir la prioridad de esta compra y evitar caer en los gastos hormiga. Para tener unas finanzas personales saludables esta cuarentena, es importante hacer compras inteligentes y planear.

32 vistas