• Gira tus Finanzas

¿Necesitas dinero y quieres pedir un préstamo? Estos son los 4 peores momentos para endeudarte



México, abril de 2019.– Se aproxima el día de las madres, luego las graduaciones, después vacaciones de verano y le sigue el regreso a clases, son diversos eventos que representan gastos, para los que siempre se recomienda tener guardadito o planificarlos financieramente.


¿Ya contemplaste cuánto gastarás en los regalos del 10 de mayo? ¿Cuánto te costará la vestimenta para los fines de curso a los que te inviten? ¿A dónde viajarás en verano? ¿Cuánto te gastarás en la compra de útiles escolares?


No queremos agobiarte, queremos recordarte lo que viene para que revises tus finanzas y analices cómo les harás frente. Si tu idea es pedir prestado, te dejamos está información que Prestadero, plataforma de préstamos entre personas en Internet en México, te informa cuáles son 4 peores momentos para solicitar un crédito.


Existen distintos tipos de préstamos: por ejemplo, aquellos que van destinados a un fin muy específico, como la compra de una casa o un automóvil; o bien, los préstamos personales e inmediatos, que pueden ser utilizados para diversas finalidades, como iniciar un negocio o cubrir algún tipo de emergencia.


Gerardo Obregón, fundador y director general de Prestadero.com, recomendó analizar siempre a fondo el motivo por el que estás pidiendo un préstamo y lo más importante: no rebases tu capacidad de pago ni te endeudes en más de 30 por ciento de tu ingreso real.


A continuación, te mostramos algunos momentos en los que sería mejor no pedir ningún tipo de préstamo o crédito.


1. Cuando no tienes un ingreso fijo

Si no tienes un empleo en el que tengas asegurado un sueldo recurrente y, por el contrario, estés a expensas de que te llegue dinero o no o la fecha en la que recibes el dinero sea diferente mes con mes, mejor piénsalo.


Para responder a un préstamo o crédito es necesario tener la liquidez en el plazo establecido, ya sea en su totalidad o mensualidad, pues de no cubrirlo aumentará la deuda considerablemente con los intereses que se generen.


2. Cuando ya estás sobre endeudado

Si ya cuentas con un préstamo o crédito y tu capacidad de pago está rebasada ¿qué te hace pensar que podrás tener liquidez para otro préstamo? Si estás intentando pagar un préstamo con otro, porque te estás atrasando en pagos y los intereses te están comiendo, quiere decir que tienes un sobreendeudamiento y la solución no es seguir pidiendo dinero prestado por donde sea.


Por el contrario, si tienes algún préstamo o crédito que estás pagando puntualmente y quieres liquidarlo con una tasa de interés más baja, entonces puedes considerar las diversas opciones que existen.


3. Como una extensión de tu sueldo

Si utilizas un préstamo como una extensión a tu sueldo, quiere decir que realmente no cuentas con dinero para liquidarlo, ya que estás gastando dinero que en verdad no tienes, y aquí es más importante que realices un plan financiero que se adapte a lo que realmente puedes gastar mensualmente.


4. Si no puedes cubrir la totalidad o mensualidad del préstamo

Sí desde que piensas en solicitar el préstamo sabes que no tendrás para pagarlo en la fecha pactada, estás atentando contra tu historial crediticio por muchos años, en los cuales lo más seguro es que no te otorguen préstamos de ningún tipo y los que te otorguen, sean con intereses muy altos que solo ocasionarán que te endeudes más.

11 vistas